24
Feb
2015
0
Desde 2015 estás obligado a generar facturas electrónicas en relaciones comerciales con instituciones

La factura electrónica, ¿en que consiste y como funciona?

Desde el 15 de enero estarás obligado a expedir facturas en formato electrónico si tu empresa trabaja con la Administración Pública o prestas servicios a empresas o público en general que tengan una especial trascendencia económica, aunque si así lo decide tu cliente de la Administración y las facturas son inferiores de 5000 euros, podrán ser enviadas en formato tradicional, es decir, en papel. Este cambio implicará la adaptación de procesos de trabajo en tu empresa, y cambios en la tecnología y el software que usas.
Te damos todas las claves aquí.

Software adaptado

Tu software de facturación o gestión deberá estar adaptado a este nuevo sistema. Con las soluciones de CEESA, S.A. podrás facturar en línea de manera sencilla.¿Qué es la factura electrónica?Una factura electrónica es una versión electrónica de una factura en papel, legalmente válida en España.

Contiene toda la información necesaria en una factura y está firmada digitalmente para certificar tanto el contenido como el emisor de la factura. Como es una factura que se expide y recibe en formato electrónico, ahorraremos en costes y ganaremos en agilidad y eficacia en los distintos procesos de facturación y gestión.

¿A quién va dirigida?

La factura electrónica permite que instituciones, empresas y profesionales dejen atrás las facturas en papel y las reemplacen por la versión electrónica del documento tributario, teniendo exactamente la misma validez y funcionalidad tributaria que la factura tradicional en papel. De esta forma todo el ciclo de la facturación puede ser administrado en forma electrónica.

¿Qué tipos de factura electrónica existen?

Conviene distinguir dos tipos fundamentales de factura electrónica: la factura electrónica con formato estructurado y la factura electrónica con formato no estructurado. Ambas son documentos electrónicos susceptibles de ser transmitidos mediante redes de comunicaciones electrónicas, como Internet. La diferencia estriba en que el formato estructurado facilita su tratamiento automatizado mientras que el no estructurado no lo facilita.

Formato PDF

Este formato también esta adoptado en los programas de gestión de CEESA, cuando el destinatario es un particular, un profesional o una PYME cuyo único interés sea guardar electrónicamente la factura, pero no evitar volver a teclear los datos ya que con este formato no se facilita el ingreso de los datos de la factura en el ordenador de destino.

Formato FACTURAe 3.2

Esta es la versión del formato adoptado en los programas de gestión de CEESA. Como ya hemos comentado, este formato es obligatorio únicamente para las empresas que tengan una relación comercial con la administración pública.

¿Cómo funciona?

Una factura electrónica se construye en 2 fases. Primero se crea la factura tal y como se ha hecho siempre y se almacena en un fichero de datos. Posteriormente se procede a su firma con un certificado digital o electrónico propiedad del emisor que cifra el contenido de factura y añade el sello digital a la misma. Por último el emisor enviaría la factura al receptor mediante medios electrónicos.

CEESA, FACTURA ELECTRONICA, FACTURAE

Noticias recomendadas

Obligaciones de negociación y conservación de los datos en el registro horario
Negociación y conservación de datos en el registro horario
¿Cuál es el criterio de Inspección de Trabajo para el registro de jornada?
Criterio de inspección de trabajo para el registro de jornada
¿Quién está obligado al registro de jornada?
Registro de jornada: ¿Quién está obligado a fichar?
¿Qué hay que tener en cuenta en la geolocalización y protección de datos?
Geolocalización y protección de datos: ¿Qué debemos saber?

¿Te ha gustado el post? Escribe un comentario sobre el mismo.

© 2016 CEESA, S.A. Todos los derechos reservados.